susiseenreda TM. Con la tecnología de Blogger.

Susi se enreda

Mi foto

El crochet o ganchillo, es una técnica centenaria. Al descubrirla, también percibes las infinitas formas que puede adoptar con pocos puntos básicos. Es una pasión y una profesión. Soy feliz de poder compartirla a través de mis piezas.

Archivo del blog

Seguidores

Instagram

ESTAMOS EN...

ESTAMOS EN...
SUSISEENREDA EN CHICISIMO CON MIND THE HAT

Mi colección en...

Mis diademas en:

Mis diademas en:
De Oca a Oca Leganés

Mis bufandas Lou en:

Búsqueda

Cargando...

Follow by Email

Visita mi web. Clic en la imágen

Visita mi web. Clic en la imágen
Gracias

Susi se enreda BIDI

jueves, 22 de enero de 2015






GANCHILLERA VIAJERA O LA HISTORIA DE UN CHAL






Mis queridísimos amigos, !Cómo os he echado de menos!
Tenía muchísimas ganas de volver a posar mis dedos en este teclado y dejar que las palabras comiencen a brotar sin parar, para contaros todas las cosas que pasaron durante las vacaciones de estío y que no he tenido ocasión de hacer.
Pero hoy tengo ganas de escribir, por puro placer.
Espero que todos hayamos repuesto fuerzas después de las Navidades,  para así afrontar el largo año que tenemos por delante. ¡Seguro que será un buen año!.
Allá voy:

    Todo comenzó con un chal. Más bien un proyecto de chal, pues tras terminar con los pedidos ( gracias queridos clientes) y ya entrado Julio, fui a la mercería en la que trabaja mi amiga Manoly, y me cargué de hilo en un color rosa vintage que me enamoró.


¡Esa soy yo!, No lo puedo remediar, vaya donde vaya, me cargo de hilos, lanas, agujas, ganchillos.....¡Me encantan las mercerías!
jajajajaja






LA PLAYA



La arena dorada, el sol suave de Julio, el sonido del agua, todo encajaba.
Mis dedos comenzaron a tejer al ritmo cadencioso de las olas.





El dibujo de conchas parecían pequeñas ondas que mi aguja tejía y el viento inflaba.


La hora de la siesta es mágica para ganchillear, una buena taza de roiboos frío con sabor a mandarina, la brisa suave en la terraza de la casa de la playa.




Así iba avanzando el 
Chal de verano.



La verdad, es que nunca había tejido frente al mar, sobre todo al atardecer, cuando el calor no es tan sofocante y apenas hay personas en la playa.
Un buen borsalino, crema solar y al lío.



¡Hasta aquí tejí !
Nos quedaba un largo camino todavía.








EN CASA



Pero el mes de Julio terminó y regresamos a casa.
Era el momento de disfrutar de los desayunos en el patio, intentando buscar un poco de frescor casi imposible, hasta que el mes de agosto nos pusiera otra vez en marcha hacia lugares nuevos.
Y mi chal viajara conmigo para que se impregnara de ellos.








BÉLGICA




Bieeeen!!!!!!
Una semanita para escapar del calor agobiante de Madrid y de las fiestas de mi localidad, que justo debajo de casa parecen querer arraigarse cual mala hierba.
Es inenarrable, de verdad, parece una discoteca a dos metros de nuestra habitación, en plena calle.
Pero.....nosotros partíamos a la bella Bélgica, llena de ciudades mágicas, donde el bordado y el encaje se dan la mano con el chocolate, la buena cerveza y los deliciosos Gofres, jajajaja.

No suelo tener problemas para subir el ganchillo en los aviones, se que las agujas de calceta si son imposibles de pasar por el control, yo por si acaso llevo repuesto de ganchillos en los distintos equipajes.


Ya sabéis que Bélgica es la sede de la Unión Europea, y cómo no, de eso hay que dar constancia.



Mi chal y yo la damos, jajajaja.




TIENDAS


En Bruselas hay mil cosas que ver, y cómo os decía es la cuna del encaje.
Hay una cantidad de tiendas maravillosas repartidas por toda la ciudad y las de los alrededores, pero me gustan especialmente esas que no son tan concurridas y en ella caben todo tipo de piezas especiales. Os hablo de las tiendas de anticuarios.
Caminando por sus calles, me encontré con una tienda preciosa, la fachada era totalmente Art Dèco.
Se llama Mar Jolaine y está en la Rue de la Madeleine, 7, por si vais y os apetece visitarla.



Increíble el escaparate, invita a entrar y descubrir que tesoros esconde.


Bolsos de malla de plata de principios del siglo XX
Mi abuela tenía uno y la madre de mi chico otro que ahora tengo yo.


Cajones y cajones llenos de cintas bordadas de hace muchísimos años, auténticas delicias.



Por no hablar de los delicados cuellos y apliques bordados con hilo de bobina, unos verdaderos tesoros que han sobrevivido a los años.




Y claro, ¡cómo resistirse!
¡No pude!
Compré este delicado cuello, con algunos puntos sueltos que restauré como pude y esa puntilla en hilo amarilleada por el paso del tiempo y que lavé con cuidado para que recuperara su color original.
La usaré para alguna de mis piezas, eso seguro.
El cuello lo puse en un jersey de punto fino en rosa y queda lindísimo.




¿Verdad que queda precioso?



BARES






POECHENELLERKELDER


La cerveza Belga ha sido todo un descubrimiento, y hay bares super pintorescos donde tomarla.




¡Tela marinera, el nombre!
Nos recordó mucho al bar de Saint Malo "La Java". En la Bretaña francesa.
Son de lo más kitch: figuras a tamaño natural, del techo cuelgan miles de artilugios de lo más pintoresco, dibujos del Maneken Pis vestido con los atuendos más inverosímiles...



¿Y qué me decís de las mesas de la terraza?
Máquinas de coser antiguas con pedal y todo.
!La caña¡




Mirad, no os engaño

Si vais por alli, está en la Rue du Chêne, 5





DELIRIUM TREMENS BAR




Esta era una antigua fábrica de cervezas, es enorme y está dividida en distintos ambientes. Sus paredes están plagadas de mil carteles de metal antiguos de las diferentes cervezas.
Huele a cebada, a bodega, a historia, a....cerveza!!!



No sé si es el mejor lugar para hacer ganchillo, pero....mi chal me lo estaba pidiendo a gritos.


Está en el Callejón de La Fidelitée






GALERIAS COMERCIALES


Esta Galería comercial es espectacular, sólo hay que mirar hacia arriba y ver su techo abovedado y acristalado.
Y las tiendas de su interior son preciosas.

Galerias Saint Hubert


Impresionante.




Y yo impresionada.





TIENDAS DE SEGUNDA MANO



En Bruselas hay muchísimas tiendas de segunda mano y de antigüedades.
Hay un barrio, en el que cada dos pasos hay una.
Entramos en varias de ellas, pero con una en concreto, me quedé gratamente sorprendida al comprobar que las prendas de segunda mano, estaban colgadas en perchas forradas de ganchillo.


Súper bonitas, ¿verdad?







LIBRERÍAS


Bélgica es conocida por sus grandes dibujantes y guionistas  de cómics.
También proliferan las librerías de segunda mano. Las librerías me encantan, pero las de segunda mano son un imán para mi.
Y esta,  estaba en la esquina con la calle Jacques Brel. ¡Y eso no fue una casualidad! jajajaja.




¿Me véis?, si es que no lo puedo evitar, de verdad.
Revistas a 1€, ¡Oh, mon Dieu!
Arrasé: Life, Paris Macth.....


Y esta de ganchillo en italiano..... Me muero!!!



Mirad.
Bueno, los hilos de Pingouin los compré en Amberes, en una mercería.
Son mi otro imán.







MERCADILLOS





Hay un barrio precioso en Bruselas, está lleno de música, de calles estrechas con mil tiendas de segunda mano, bares con música en directo y dibujos de Cómics pintados en las paredes de las casas. De hecho hay una ruta del Cómic en la ciudad. Nosotros descubrimos seis o siete así, sin quererlo.

Pues si los libros son un imán, como os contaba antes, los objetos de mercería son otro no menos importante.

En este barrio, en La plaza del juego de las bolas "Place aux jeux des balles", ponen un mercadillo de segunda mano y artículos vintage. "Les Marolles"
Había un puesto llenos de cajas de madera y ponía : "cada pieza 1€".

Oh my God, Oh my God...!Ya estábamos!
Me puse a rebuscar y rebuscar y rebuscar.



Encontré esa estrella de cerámica de Navidad que este año hemos puesto en nuestro árbol.



En una de esas cajas me encontré ese tubo azul metálico lleno de agujas de punto, azules, rosas, verdes, plateadas, doradas, inglesas, francesas....todas de metal y antiquísimas.
Creí volverme loca cuando abrí la tapa y las saqué.
Pero que pena, algunas no tenían pareja.
Seguí buscando y en otra caja encontré otro tubo guarda-agujas de "Les trois suisses", llenito de muchas más agujas de calceta, agujas de ganchillo y alguna de madera de encaje de bolillos. Y que grata sorpresa cuando comprobé que algunas de las agujas que faltaban estaban allí.
Eran de la misma persona.
Mi imaginación echó a volar: ¿A qué amable y creativa mujer pertenecieron?, ¿ Qué maravillosos proyectos de punto realizó con esas agujas?
No os imagináis mi emoción.
Me pareció un buen presagio.




Encontramos también estas chapas de bicicleta súper antiguas.
Están en la pared de los viajes del patio y cuando hace mucho aire, como hoy, tintinean cual campanillas.




¡Y cómo no!
Una taza de té de porcelana de no sé que año, pero unos cuantos tiene.
Ainsss, más feliz que una perdiz.






CHOCOLATERIAS




El chocolate belga,....mmmmmmm, un punto y aparte.



Mirad que envoltorios más vintage me encontré en una tienda.





Y en Amberes, en la Plaza había una tienda de chocolates Godiva, de los más caros del mundo.
Nos compramos un pequeño cucurucho de fresas bañadas en ese exquisito chocolate.
Nico no sabía si comérsela o mirarla con atención, imaginando como sabría , jajajaja.
Nos lo cominos entero, claro.


Los Gofres es otra de los dulces tradicionales en Bélgica, los hacen de mil maneras diferentes. con azúcar, chocolate, plátano, nata, fresas, caramelo líquido....y si te quedas con hambre, puedes mezclar casi todos los ingredientes.
Yo me comí solo uno, os aseguro que acabé lo suficientemente hinchada como para no comer ninguno más, pero Nico..... cada día uno.
 !Madre mía!



Es la única foto que estamos juntos y es la prueba del delito.
Son contundentes , ¿eh?







ATOMIUM





 Uno de los días que amaneció bastante lluvioso, decidimos coger el metro e ir a visitar El Atomium.
Es un edificio de metal que mide unos 102m. y que se construyó para la Exposición Universal de 1958.
Tiene dentro un ascensor que cogimos para visitarlo, hasta una altura, luego hay que subir unos tramos de escaleras metálicas.


No debimos de ser los únicos con esa idea, pues las colas para acceder eran monumentales.
Bueno, yo tenía mi chal de verano para entretenerme, jajajajaja.
La verdad es que algunos me miraban un pelín raro.


Ahí está. Impresionante.
Si os fijáis, hay un funambulista cruzando de un lado a otro de las esferas, ¡Y sin red!
¡Alucinante!



Este es un cenicero de metal original que compramos en un anticuario. Se hizo para la Expo de 1958.
Está en nuestro patio, en la pared de los de viajes maravillosos.
Cuando lo miro, me acuerdo del verano y me dan ganas de volver.






MANEKEN PIS




Bueno, bueno, con el Maneken Pis.
Es tan diminuto.....
Es una pequeña estatua de bronce, de un niño haciendo pis en una fuente.
En fin, curioso. Como no podía ser de otro modo, le hice una foto a mi chal viajero con él, pero alejado, que no me lo mojara de pis, jajajaja.







¿y su hermana?. La Jeanneke Pis.
Esta está en el Callejón de la Fidelidad, en frente de la Cerveceria Delirium Tremens.
En fin...






 GRAN PLACE

GROTE MARKT




Sin palabras nos dejó esta gran plaza.



Coincidió que en los días que estuvimos en Bruselas, instalaron la Flower Carpet.
Una moqueta hecha de Begonias de todos los colores imaginables.
De verdad, hay que verlo, al menos una vez, es asombroso.
Mi chal fue testigo de ello.







COMIC


Bélgica VS Cómics.

Siempre me acuerdo de Tintin, ese niño periodista intrépido y embarcado en mil misteriosas aventuras junto a el lindo perrito Milú, los hermanos Hernández y Fernández y el profesor Tornasol. Creados todos ellos por el gran Hergé, coun un estilo fácil de entender llamado "línea clara.
Me encantan.
Soy gran amante del mundo del cómic, desde Hugo Pratt, Moebius, Hergé, Goscinny,Morris, hasta nuestro heroe nacional Ibáñez.

¿Os acordáis de Tomás el Gafe?, aquí en España lo llamábamos así, siempre con un cigarro en la boca, y un gato negro con cara de pillo.
En Bélgica de llama Gaston Lagaffe.





Esta gigantesca estatua está en Bruselas y es súper chula.
Mi chal quería inmortalizarse con él, así que allí me subí.


Está en Boulevard Pachéco ,por si paseando por allí lo queréis buscar.







BIBLIOTECAS


Adoro las Bibliotecas, no me resisto al olor a libros, a polvo, al sonido del pasar de las hojas.
Me encanta ese silencio roto sólo por el susurro tímido de algún usuario pidiendo información o compartiendo algún comentario.
Estudié Biblioteconomía y Documentanción, sería por algo.



La Biblioteca Nacional de Bruselas, en lo alto de la Ciudad, en el Monte de las Artes, Mont des Arts.
Desde allí se puede contemplar toda Bruselas.








MUSEOS





Muchos museos en la ciudad, pero si vais con peques, no os podéis perder el Museo de Ciencias Naturales y su gran exposición de Dinosaurios. Es asombroso.




Nico en la cola de ese Iguanodón.
Es un valiente este chico.







OTRAS CIUDADES




AMBERES



Cada día, cogíamos un tren desde la Capital, con destino a las ciudades más conocidas de Bélgica.
Y una de ellas es Amberes.
Es preciosa y su Plaza un pasada.





La Grote Markt.
Y yo tejiendo mi chal en la terraza de un café mientras pasa una calesa.
¡No me digáis que no es romántico!




Y, sólo por casualidad, entré en una tienda y me encontré con esos hilos maravillosos en azul turquesa y color tostado, Todavía no sé que me haré con ellos, pero algo bonito, seguro.
A lo mejor otro Chal para el verano que viene.
Y en otra tienda que me encantó, se llama HEMA, hay de todo un poco: wasitapes, cuadernos molones, sellos de estampar, bolis chulos....
Pues parece que han abierto una en Madrid, En la Calle Fuencarral, 140
Hay un poco de todo, a mi me encantó.





BRUJAS



Otro de los días cogimos nuestro tren y nos fuimos a Brujas. La Venecia del Norte que dicen.
Es una ciudad preciosa, llena de lindos canales.
Conozco Venecia y la verdad es que el único parecido entre ellas son los canales, ambas son hermosas, pero no tienen nada que ver.
Está a unos 90km. de Bruselas, más o menos.
Cogimos un barco para ver desde otro ángulo sus edificios, casas y hoteles que están al borde de sus orillas.





Y como no, tejiendo mi chal para que se llenara del olor húmedo y la historia de esta bella ciudad.
Me encantó todo de ella.





GANTE


Y nuestro tercer y último desplazamiento en tren fue a Gante.
También llenos de canales, pero diferente a Brujas.
Personalmente, aunque me encantó Gante, Brujas me enamoró.
A mis chicos fue al revés, sucumbieron a los encantos de Gante.



Mi chal quiso ser testigo de esos altos muros de piedra del Gran Castillo de Gante.










Nos subimos a bordo de otro barquito.
Llegando a un pequeño puente, había un gran sauce llorón.
Cuenta la leyenda que si besas a tu pareja cuando pases por debajo, tu amor será eterno.
!Madre mía, que vegüenza!, así lo hicimos, si no Nico nos mata.
Al menos espero que se cumpla, ¿no?.



Fue un viaje maravilloso, nos encantó Bégica.
Bruselas como ciudad, es muy agradable y muy tranquila.
Al mismo tiempo está llena de cultura y de arte.
y de cosas dulces y ricas, jajajajaja.
Al menos dos kilos más seguro que nos trajimos de recuerdo.
Seguro que volvemos en otra ocasión
Aurevoir
Tot ziens

Además , mi chico prepara unos viajes alucinantemente bien, yo me limito a dejarme sorprender.

¡Gracias Juanma!




MADRID




Después de este maravilloso viaje, regresamos a nuestra casa, a nuestro patio y a los desayunos buscando un poco de frescor en los días del caluroso mes de Agosto.







El chal viajero de verano iba avanzando.
Sólo quedaba dar los últimos retoques y poner los flecos era uno de ellos.
Me daba pena, por un lado significaba el final de un proyecto de ganchillo que me estaba encantando y también me decía que el verano se acababa irremediablemente.

Uno de esos días de Agosto nos fuimos a la casita de mi madre en la sierra de Madrid y organizamos,  mi chico, mi peque y yo una marcha por la montaña, hacia la Laguna de Peñalara.
No sé si lo conocéis, pero es un lugar mágico, una laguna natural con agua cristalina en pleno corazón de las montañas.


Mi chal se había impregnado de mar, de sal, de olas, viajó fuera de España, a Bélgica, con olor a chocolate, a cerveza y a canales. Y regresó al origen de su historia, a mi ciudad, dónde nací.






Madrid, su sierra norte, paraíso natural.




Esa soy yo, dejando que mi chal rosa vintage respirara el aire puro, sintiera el agua y las rocas, las aves, el cielo y el sol.

Ahora me da calor en esos días de comienzo del otoño, en los domingos perezosos de lectura o ganchillo en la cama antes del desayuno, y se está preparando para la primavera que está a punto de asomarse en nuestras vidas.









Os dejo con la música de Jacques Brel
Gran músico Belga al que adoro desde que le escuché por primera vez en mi adolescencia en el instituto, en las clases de Francés.






Si no lo podéis ver, pinchad en este enlace





Os deseo una feliz semana y una feliz vida, esa que está llena de segundas oportunidades.
Mi querida madre sabe por qué.


Un besito amigos.